January 2, 2019

November 1, 2017

October 29, 2017

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

¿Y si quiero ser chocolatero? Entrevista de elección de carrera

May 8, 2018

 

 

Esta entrevista me la hicieron unos alumnos de 1er año de prepa para su periódico escolar, me dieron las preguntas y tuve la libertad de escribirlo, en general es el por que escogí esa carrera y cómo un joven en nuestros días pueden hacerle para elegir su carrera :)

 

 

——————————————————

Mi nombre es Jennifer Galeana y estudie la licenciatura en Artes Visuales en la Facultad de arquitectura de la UADY, me gradué en el año 2014, que hoy 2018 me sorprende que fue hace 4 años, y en realidad si pudiera pensar que fueron largos pero aún extraño ir a mi facultad. 

 

Mi carrera artística  que aunque pudiera pensarse comenzó cuando terminé la licenciatura en realidad empezó mucho antes, cuando inicié  a hacer obra por mi cuenta,  a exponer de manera regular y de alguna u otra forma también comencé a comercializar mi trabajo de manera más formal, hace aproximadamente 6 años, que es, sin lugar a dudas un lapso muy pequeño de tiempo en comparación con otros artistas (pero oigan, ¡aún soy muy joven!).

 

6 años, es un lapso muy pequeño de tiempo pero he tendido la gran fortuna de aprender muchas técnicas, de conocer mucha gente y de exponer en lugares importantes de la ciudad. Haber estudiado artes visuales es y será siempre la mejor decisión que he tomado en la vida.

 

He tenido la oportunidad de ser publicada (mi obra) en una revista española, otra en Ciudad de México así como en catálogos de artista de manera local. Desde que tenia 15 años comencé a exponer y ya sumó aproximadamente 45 exposiciones colectivas y 5 individuales, en galerías de toda la ciudad, y el recinto más importante en el que he estado ha sido el Museo de la ciudad en 2016 con una exposición individual. He podido exportar obra a Canada, Estados Unidos, Irlanda y China. He ganado una serie de concursos en la ciudad y tengo una pieza permanente en una tienda en el centro de la cuidad, y lo mejor, me dedico diariamente a mi obra, en mi llamado “mini estudio”.

 

Comencé mis estudios en 2010 y aunque fueron 5 años se fueron volando, por que disfruté cada uno de los días, no todo fue felicidad (como todo en la vida) pero la verdad es que cada día siempre lo vi como una oportunidad de aprender y practicar algo que me fascinaba, creo que  sumando todos los días de clase falte en los 5 años, aproximadamente 2 o 3 veces y fue por cuestiones de salud y pensaba que era un día perdido, por que cada día era un nuevo aprendizaje de historia o de algún pintor, teoría o análisis, o simplemente por qué continuaríamos con algún trabajo de pintura, escultura, grabado, serigrafía, laboratorio de fotografía, cerámica o muchas de las clases que tome, que gracias a la licenciatura pude aprender muchas técnicas que de no haber estudiado ahí no conocería ahora. A veces hay muchas asignaturas que no me encantaron del todo, pero como un maestro me dijo: “ningún conocimiento es inútil” y realmente todo conocimiento es valioso. 

 

En la licenciatura conocí excelentes y maravillosos maestros, que ahora que me encuentro en su posición (enseñando) me doy cuenta que aprendí de todos y cada uno de ellos, incluso los que pudiera pensar que no era muy afín. He tenido la suerte conocer a grandes artistas que ahora están en la escena local o en el extranjero, compañeros de generación que siguen cosechando sus esfuerzos como siempre lo hicieron en la carrera, he conocido grandes amigos que vinieron de otras partes del mundo, este rubro me ha dado a amigos inesperados y entrañables, amigos de la vida y sobretodo y más importante en la carrera descubrí quién soy y para que estoy aquí. 

 

Estudiar y dedicarte al arte no es, nunca será, ni ha sido una carrera fácil, como suele pensarse, es maravilloso, pero si conlleva mucho sacrificio, cordura, esfuerzo y perseverancia, y la parte agridulce es que al final entiendes que será así siempre por que un creador o artista sabe que durante tus largos años continuarás aprendiendo, siempre tendrás que practicar y para ser un experto en algo, por lo menos tienes que pasar la prueba de las  10mil horas de práctica [investiguen sobre la teoría de las 10mil horas] y no será suficiente por qué el artista está evolucionando cada día, y como es nuestra naturaleza: experimentando, total de qué puedes tener una gran técnica pero vas a querer aprender otra y así sucesivamente hasta que se te acaben los años. 

 

Pero es una carrera hermosa, aprender a ver el mundo de muchas maneras, por qué lo ves en el arte que otros crean y por qué tu mismo té introduces en un estado de análisis de todo a tu alrededor. Es y ha sido una carrera en la que tienes que ser consciente de tus emociones y de la sensibilidad, y no solo los artistas visuales, sucede en cualquiera de las artes; danza, música, teatro, literatura o fotografía.  Hacer arte visual si es una carrera solitaria de alguna forma (si así es tu línea de trabajo) pero sin duda siempre trabajas con otros directa o indirectamente y es maravilloso. 

 

Entonces cuando decides estudiar arte puede que te encuentres con un “te vas a morir de hambre” o “¿de que vas a trabajar?” o “te vas a convertir en hippie” cuando todas esas afirmaciones son falsas (con chance la última si la quieras hacer pero te das cuenta de que en merida ya hueles a los dos días de no bañarte) ¿y como me atrevo yo a decir que son falsas? por que con la poca experiencia que puedo tener me he dado cuenta y he visto que no sucede ni sucederá, no solo en mi carrera, en cualquiera, doctor, arquitecto, abogado ingeniero, y todo es por una simple razón: la persona que decide dedicar su esfuerzo diario a su vocación no le faltará nada, así como la frase ya conocida lo dice “todo esfuerzo tiene su recompensa” .  

 

Tienes que trabajar diario, tienes que entrenarte, practicar, participar y sobretodo tratar de ser mejor que lo que tú mismo fuiste ayer; siempre tienes que tratar de hacer lo mejor que puedas, y cualquier persona en cualquier carrera tiene que hacer todo eso para “no morirse de hambre” y “saber donde vas a trabajar”. Y una cosa importante, debes de competir siempre contra ti mismo. 

 

A veces se puede pensar (y lo sé por qué lo he escuchado de primera voz) que el arte es una de las carreras que no son bien pagadas y la verdad es hay mucha pero mucha gente que vive de su trabajo (y de manera local, ya ni se diga nacional o internacional), y no solo en esta época también en muchos siglos antes que nosotros, pero ninguno de ellos ha sido nunca un holgazan, todos se han partido el alma en aprender y perfeccionar una técnica, en mover su obra, en exponer y llegando al punto de “¿de que vas a vivir?”, de vender su trabajo, como un chef que vende su trabajo en una comida, o en muchas otras profesiones. El arte visual es muy amplio y nuestro mundo enteramente visual, de manera que si tenemos mucho trabajo (y ni se diga de lo poético y filosófico que necesita ser, el mundo necesita al arte, pero ese es otro tema). 

 

Lo que me lleva a la última pregunta que se me fue planteada, ¿que consejo podría darle a los jóvenes que están decidiendo que estudiar?, pues lo que te podría decir es que elijas lo que desees, pero ten en cuenta que debes de tratar de ser el mejor, debes de tratar y ser un experto en tu área, tienes la obligación de ser mejor cada día, tienes la obligación de hacer algo que te haga feliz, que te apasione y que sepas que de alguna u otra forma va a cambiar al mundo (o por lo menos tu mundo). 

 

Y aunque decidieras no estudiar nada y dedicarte a tu negocio, debes de ser experto en ello, bien se sabe que muchas cosas se aprenden y si, puedes “no necesitar los estudios” pero la verdad es que te servirá muchísimo y te llenarán de mucha sabiduría, aprender de tus maestros, compañeros y del camino que recorres en la universidad, que para mi, es la mejor época de la vida (la prepa es maravillosa por los amigos pero la universidad es lo mejor). 

 

Al elegir una carrera se nos puede plantear que será algo para el resto de nuestra vida y puede que así sea pero créeme, no pasa absolutamente nada si decides cambiar de opinión (incluso a la mitad de la carrera), “es de sabios cambiar de opinión”, es mejor cambiar de rumbo cuando algo no te apasiona o no crees en el que perder muchos años y arrepentirte después, mi consejo es que sigas tu instinto, tu corazón y tu alma por aquello que te llama. Y no te preocupes si no eres tan bueno, si es necesario practicar noche y día se tendrá que hacer, tendrás que trabajar el doble quizá pero puedes adquirir una habilidad si así lo decides. Yo, lamentablemente no nací con un don nato para dibujar, pero largos años de práctica he podido adquirir un nivel del que estoy feliz, y todavía me falta mucho más, así como dijo Harry Potter “todo gran mago en la historia comenzó no siendo más de los que somos ahora: estudiantes, si ellos lo hicieron por que nosotros no?”. Y así es en la vida, no hay cosa que con esfuerzo, dedicación y perseverancia no puedas lograr. Todos podemos adquirir conocimientos, “Nadie nace sabiendo”. Como quien decide ser músico, no de la noche a la mañana ya va a ser como Bach o Tchaikovsky, tienen que pasar meses y años hasta poder tocar como el desee pero siempre va aparecer la disciplina y la perseverancia como abanderadas. 

 

Al elegir una carrera suceden dos cosas; uno, no sabes ni tienes idea de que se supone que vas a hacer con tu vida, y dos, que probablemente sepas exactamente que NO quieres estudiar, entonces, empieza por ahí, descarta todo lo que no te gustaría y piensa y visualiza que es lo que te gustaría hacer en el futuro, y piensa siempre en que al único que tienes que satisfacer es a ti mismo por que al final quien tendrá que poner el esfuerzo y las ganas eres tú. 

 

Yo tuve la gran fortuna de tener unos padres maravillosos que me dijeron “es tu vida, estudia lo que desees”, y claro eso sucedió después de que por mucho tiempo no sabía cómo decirles que yo, hija de padre militar, y su hija más pequeña quería estudiar arte, hasta que solté la sopa y me brindaron todo su apoyo (que bueno que son cool). 

 

A veces por miedo a lo que  puedan decir nuestros padres o familiares no les expresamos que nos puede llamar la atención, y bueno si es algo muy raro (como no se, ser chocolatero )probablemente nos digan que moriremos de hambre, pero si tú les expresas ese compromiso y pasión por hacer lo que quieres hacer estoy casi segura de que ellos te apoyarán. Y claro que hay mucha gente que te dirá que no sobresaldrás pero tienes que tener fe en tu causa y hacer todo lo que te propongas por ti. 

 

Otra cosa para saber qué elegir es saber a quien admiras, que han hecho ellos que tú también quieres hacer, como a alguien que le gusta mucho la moda y admira a McQueen o Prada o quien quiere ser actor como Gary Oldman, o quien tiene un primo que es violinista y toca en una orquesta de cámara, puedes tomar de base a alguien que admires y seguirle los pasos, y después de años pues tienes que ser ese alguien a quien tú necesitabas cuando eras joven. 

 

Y para concluir te puedo decir que lo que decidas siempre tienes que hacerlo con perseverancia y disciplina (y lo repetiré hasta que me canse), con pasión y amor, siempre tratando de ser mejor que lo que fuiste ayer y siempre debes tener un objetivo en mente, un sueño o una meta. Cualquiera que sea tu sueño, si tú objetivo es ser rico, lo puedes ser en cualquier carrera, con trabajo y esfuerzo. Todo lo que te propongas lo puedes lograr con el tiempo necesario, nada es inmediato, eso siempre tenlo en mente. 

 

Y de pilón te digo:  siempre ten en cuenta que lo más importante es que elijas un carrera que te llene de alegría y te haga inmensamente feliz (por ejemplo: ¡arte!). 

 

Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags